Mañana marchamos junto a los trabajadores; contra los despidos, la inflación y la falta de paritarias en este marco de ajuste y fuertes retrocesos.

Nos juntamos a las 11:30 en la esquina de San Juan y Tacuari.

Desde diciembre a esta parte la Universidad pública viene viviendo una embestida mediática y presupuestaria: crítica sobre la creación de las nuevas universidades, sobre las partidas presupuestarias, su calidad, su rol y el “gasto” que implica su gratuidad para la sociedad. Esto no es neutral ni por que sí. Sino que esconde una estrategia de ataque al derecho a la Educación Superior. Desfinanciamiento y desprestigio de la Universidad Pública, sumado al desmantelamiento de programas educativos, el recorte en becas, convenios y proyectos de investigación y extensión.

Luego de reiterados pedidos de reapertura de la paritaria docente en un contexto de fuerte inflación, devaluación y quita de retenciones, más la eliminación de subsidios a los servicios públicos y el transporte, que generaron una cuantiosa transferencia de recursos desde los trabajadores hacia los sectores concentrados de la economía, el Ministerio de Educación realiza una oferta salarial del 15%, mostrando como el Ministro Bullrich subestima este y otros reclamos de la comunidad universitaria.

Los estudiantes no somos indiferentes y nos sumamos y solidarizamos con la lucha que los docentes que vienen llevando adelante (clases públicas, paro, movilización, etc). 
Compartimos comunicado de FEDUBA y CONADU

Comunicado de FEDUBA:

ESTADO DE SITUACIÓN PARITARIA Y PROPUESTA DE ACCIONES A SEGUIR
Campaña en Defensa de la Universidad Pública y por el Derecho a la Educación Superior.
La oferta de un 15% a partir de mayo y a reveer en octubre, está muy lejos de lo que planteamos y es una especie de extorsión. 
Ante esto y por lo que conversado en las reuniones abiertas que venimos sosteniendo los lunes en la facultad, consideramos que la salida es seguir amplificando el reclamo, difundiendo y explicando a los docentes, no docentes y estudiantes, los impactos que tiene esta y las demás políticas de ajuste para el modelo de universidad.
Hasta ahora, hemos llevado a cabo varias medidas de fuerza que incluyeron el paro con movilización y jornadas de protesta y discusión pública. 
Debemos ampliar el potencial de movilización y compromiso. Para ello vamos seguir trabajando y organizándonos porque entendemos que a éste conflicto debemos hacerle frente en unidad y con el apoyo de la comunidad universitaria y demás actores de nuestra sociedad para los cuales la universidad pública debe seguir siendo un bien público. 
Esta semana, el 27 y 28 paro y el 29 la movilización de las centrales sindicales. 
Desde FEDUBA Sociales, organizaremos actividades y clases públicas para sostener el 27 y 28 la discusión pública, visibilizar el conflicto y poder lograr mayor adhesión a estos reclamos a partir de considerar también las problemáticas específicas de nuestra Facultad. 
Invitamos a quienes quieran sumarse con clases públicas y/o espacios de discusión interclaustros/intergremiales, a enviarnos por correo/whatsapp días y horarios de sus comisiones.
Asimismo, desde FEDUBA nos ponemos a disposición para acercarnos a conversar con las cátedras por este tema durante los próximos días.

 


"LA OFERTA DEL GOBIERNO ES UNA PROVOCACIÓN"

Comunicado CONADU:

 

Con la presencia de 24 asociaciones de base, y en la Sede de la Universidad Nacional de las Artes - UNA, el 19 de abril de 2016, se reunió el Plenario de Secretarios Generales de CONADU y se resolvió lo siguiente:
Ratificar el Rechazo a la oferta salarial del 15% en el mes de mayo (a cobrar en junio) ofrecido por las Autoridades del Ministerio de Educación y profundizar el Plan de Lucha.
1 - realizar un PARO TOTAL de actividades de 48Hs los próximos 27 y 28 de abril de 2016 en las Universidades Nacionales.
2 - participar, con la CTA, de la movilización de las 5 centrales sindicales que se realizará el próximo 29 de abril en Buenos Aires en el Monumento al Trabajo y en vísperas al día del Trabajador del 1° de mayo, para reclamar, entre otras cosas, por paritarias sin techo, el rechazo a los despidos de trabajadores estatales y privados y la reincorporación de los despedidos. Incorporar a las consignas de la convocatoria nuestras reivindicaciones: 40% de aumento salarial ya! y la revisión de la paritaria en agosto. 
Se espera que las Asociaciones de Base que no concurran a la movilización, realicen acciones de protesta locales durantre esa Jornada del 29 de abril. 
3 - continuar generando las bases, a nivel local y nacional, tendientes a la conformación de un amplio espacio político que nos permita realizar una importante movilización nacional de la comunidad universitaria, en el mes de mayo. Esto implica la coordinación con estudiantes y no docentes. La Mesa Ejecutiva de CONADU, queda encargada de hacer las acciones de coordinación necesarias y fijar la fecha de la misma.

Pensar colectivamente para repensarnos de manera popular

Que nos proponemos para esta jornada: continuamos nuestra tradición de encontrarnos para pensar, varios motivos nos conmueven a pensarnos. Nos parece necesario interpelarnos, en tanto trabajadores y en la relación que establecemos con las demandas populares y su posibilidad de interpretación. Cuestión que no siempre se traduce de manera clara, que no siempre es recuperada, entendida, abordada desde nuestras propuestas. Por esto, Nos proponemos, en esta jornada, identificar las cuestiones medulares que en nuestras instituciones hoy tenemos que defender, las cuestiones en las que es imperioso avanzar.

Donde estamos en esta nueva coyuntura: en el medio de una fuerte transferencia de recursos a los sectores más ricos, a través de la quita de las retenciones, la devaluación, el “techo” impuesto a las negociaciones paritarias. Pérdida de soberanía económica y política, pago incondicional a los fondos buitre para iniciar un nuevo ciclo de endeudamiento externo y sujeción a los controles del FMI.

Silenciamiento y persecución de voces críticas y criminalización de la protesta social con la vuelta a la represión, el protocolo de seguridad, el encarcelamiento de Milagro Sala.

Avasallamiento de instituciones democráticas - intento de nombrar por decreto a jueces de la Corte Suprema, disolución del AFSCA.

Desmantelamiento de áreas del Estado a través de despidos y/o quita de presupuesto. Por un lado, con la avanzada sobre los derechos laborales de miles de trabajadores.

La decisión de los despidos se basa en un número - generalmente, digitado desde el Ministerio de “Modernización”, sin conocer siquiera al trabajador, al laburante; qué tareas realiza, por qué es importante ese servicio o función, ni mucho menos cómo lo hace. Se espera un efecto disciplinador que desde el Estado actué de modo ejemplificador para habilitar el “ajuste” también en el sector privado.

Por otro lado, esta política de despidos masivos con criterios economicistas (que “los números cierren”) está desmantelando áreas enteras del Estado. Cada nueva área afectada por los despidos son tareas y funciones que el Estado deja de cumplir, servicios que deja de prestar, áreas estratégicas en las que deja de intervenir. En definitiva: derechos que deja de reconocer y garantizar a la sociedad toda y centralmente a los sectores populares. Que decimos los trabajadores:

Porque como trabajadores conocemos tanto la potencia como los límites de nuestras instituciones y estamos comprometidos y atados a su suerte. Defender nuestro trabajo es también defender los derechos que tenemos como pueblo.

Porque el desconcierto de período nos puede llevar a mirarnos conservadoramente y con todo lo que conocemos los trabajadores de lo social acerca de lo que falta, no podemos ser conservadores, tenemos que seguir siendo luchadores, seguir levantando la apuesta.

Porque el embate es peligroso y viene siendo revanchista, porque se tocaron durante mas de una década núcleos sensibles de la desigualdad, que si bien no llegaron a modificar muchas de las injusticias que todavía nuestro pueblo padece, el avance resintió núcleos sensibles de los poderes.

Porque sabemos que la concentración de la riqueza traerá pobreza y desempleo y esto siempre supone magnificar los niveles de deterioro en los derechos.

Porque el avance en la aun inconclusa universalización de las políticas, el reconocimiento del Estado como actor central y de los trabajadores estatales como principales constructores de otra forma de inclusión, se ponen en juego cuando se apunta nuevamente a la filantropía, a la terciarización y a la onegeización de las políticas.

Frente a esto, reivindicamos –una vez más- la necesidad de fortalecer al Estado. Para que intervenga activamente en áreas estratégicas; para que promueva un desarrollo económico con todos adentro; para que restituya y garantice el ejercicio efectivo de derechos a todos los hombres y mujeres que habitan nuestra Patria.

Frente a esta avanzada neoliberal, es necesario estar alertas, organizados y dispuestos a defender los derechos alcanzados con el esfuerzo de toda la sociedad.